Así no importe

Así no importe me he decidido a publicar escritos… algunos de hace 4 años y otros de hace 2 segundos.

Así no importe porque no hacen diferencia en nadie, así como cuando te arreglas para él/ella, ésa/e que no te ve, estáns ahí así no importe, a la vista de todos así nadie los te mire.


.

11 ene. 2010

De lo imperfecto y yo

Estoy enamorada de lo imperfecto, sí, así como se lee. Amo una camisa arrugada, una barba mal afeitada, y un resbalón (en unos brazos) de vez en cuando. Pero nada asqueroso o exagerado sólo en la medida justa de mis gustos, algo complicados y bizarros por cierto.


Tal vez todo esto vaya al hecho de que yo soy más o menos un medio-desastre, un pequeño torbellino que destila papeles mal puestos, objetos mal vigilados, desconciertos, miradas, deseos, pesadillas y uno que otro beso.
Tal vez es que sé que no tengo cabida con alguien moral, a la moda, orgulloso, (cuerdo) y caigo por esos pequeños detalles que me hacen entender que tal vez puedas con esta mente perturbada y curiosa.


Y por eso me dan risa los cuerdos que están interesados (mostrando así que no son tan sensatos como parecen), pero sobre todo me dan risa los que pretenden arreglarme, como si yo fuera una taza de café rota y ellos una pega mágica, no chico, ya yo me pegué y si bien las grietas están allí y uno que otro pedacito se perdió, ya pienso que no hay nada más por hacer, así que quiéreme con mis cicatrices o no me quieras.


Pienso que (luego) el problema que siempre tengo es que entre dos locos tratamos de mantener una relación lo más cuerda posible ¿más o menos cómo se hace eso? Yo no sé. Claro, que está la cosa de que ahora es que “me queda vida por delante” así que sólo me dejo llevar… Aprendiendo de los errores, claro está.


(Aunque el hecho de que aprenda, al parecer, no quiere decir que no los vuelva cometer… ¡agridulce placer!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario